enero 2, 2014

La siesta de cada día

Regresar de almorzar y lanzarse a la cama a dormir es uno de esos placeres que da gusto incluir en la rutina, y repetirlo cada día.

Desde hace unos siglos atrás hasta hoy, la sociedad ha sido amoldada por la industria que ha conseguido establecer como normas conductas que no son propias de la naturaleza humana, como la puntualidad y  horarios de trabajo. Son estándares que la sociedad ahora valora pero que solo benefician a la industria que en vez de servir al ser humano ha conseguido que esté le sirva a ella.

La siesta no es un pequeño lujo ni difícil de lograr, es suficiente con disciplina y amor propio, pero lo hemos olvidado. Nos han hecho creer que no esta bien hacerlo, o simplemente no nos enseñaron cómo hacerlo, al punto que se piensa que es difícil dormir poco o durante el día. Las primeras siestas —las de la adolescencia— solían ser desordenadas, épicas. Básicamente podía dormir por horas sin preocupación alguna y siempre había un momento para hacerlas. Ahora no es tan simple, al parecer tener metas en la vida y trabajo joden el norte de las necesidades básicas.

Una powernap, o siesta para recargar energias, debe durar entre 20 y 40 minutos, no más pero tampoco menos, de lo contrario pierde su efectividad, dependerá del nivel de cansancio que se tenga. La intención es descansar la mente y recuperar energía para continuar con la jornada. Habrá quien diga no es productivo, lo cierto es que lo es y especialmente durante proyectos creativos. Además del tiempo, una de las recomendaciones es hacerlo regularmente a la misma hora, porque facilita a tu cuerpo conseguir el descanso más rápido.

¿Por qué descansar cuando se quiere trabajar?

¿Por qué trabajar cuando se esta cansado?

¿Hasta dónde aceptas que impongan las normas que no son tuyas?

¿Hasta dónde respetas tu libertad?

Celso Piña y Cafe tacvuba fueron compañia esta noche.

Imagen por dannyelbrazil bajo licencia Creative Commons by

2 comentarios

  • Deliciosas y tan necesarias las siestas, ayudan aunque sean de unos 5 minutos cuando no se puede de mucho tiempo.

    P.D. Que chilero esta el nuevo diseño del blog, digo nuevo porque hasta hoy lo vi, no se desde cuando esta puesto.

    • Son geniales las siestas, aunque dependiendo tu ritmo de trabajo pueden funcionar. Últimamente deje de hacerlas porque distraían más que ayudar, pero de nuevo depende qué estas haciendo.

      PD: Gracias, es un tema que encontré por allí. Lo coloqué a principio de año.

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: