junio 19, 2016

Oportunidad 5 Estrellas

Después de visitar la Biblioteca Lic. Bernardo Lemus Mendoza, en Purulhá, Baja Verapaz, la directora me pidió para su página web un comentario sobra la experiencia en el lugar. Esa es la historia que voy contar.

Salir de la ciudad para visitar la Biblioteca Lic. Bernardo Lemus Mendoza (BBLM), ubicada a 164km de la capital, es la primera parte de la experiencia que permite sentir el fuerte contraste entre el ruido urbano y la paz rural.

El escape de la ciudad no es fácil, es una hora de tráfico denso y lento solo para llegar a la periferia, abordar un segundo bus y comenzar un viaje lleno de curvas y camiones. Tres horas después Baja Verapaz paga con creces el viaje: con un clima estupendo y un paisaje verde, fresco, vivo.

Hay paz y hay alegría, es día de feria.

Biblioteca Bernardo Lemus Mendoza-3

La realidad que no se quiere ver

En Purulhá me recibe Brenda Lemus y Gloria Passow —ambas de la BBLM— de una forma que las caracteriza: contando una historia triste, una buena noticia y todo esto sin dejar de trabajar.

La buena noticia es el reciente lanzamiento de la Revista Cultural Purulhá que a partir de este año esta a su cargo, con impresión de alta calidad y más de 300 ejemplares vendidos en el primer día es razón para que estén orgullosas de su trabajo. La historia triste es la foto de una realidad que no se quiere ver:

Por publicar la foto de ese niño trabajando de lustrador en vez de estar jugando, Brenda recibió críticas y comentarios desaprobando la publicación, por “amarillista” le dijo alguien, pero como ella misma comenta: es la realidad, existe y a muchas personas no les gusta verla “porque no se puede hacer nada” pero lo cierto es que se puede hacer algo pero es más cómodo no tomar la responsabilidad de hacerlo.

En menos de medio día Brenda había obtenido las primeras muestras de apoyo, en forma de donación económica, para que ese niño pudiera disfrutar la feria. Para entonces el niño desapareció pero todos los niños de la Biblioteca se dieron a la tarea de buscarlo, cual detectives. A esta actitud trabajadora me referí antes, porque una vez visto el problema no hay pasividad. Hay una foto que es denuncia, hay conversaciones que son negociaciones y aparece la solidaridad, que trae soluciones.

Menciono estas historias porque coincidieron con mi llegada, pero no son las únicas, por cada historia triste hay una buena noticia y en medio de ambas esta Brenda, Sandra, Gloria y los mismos niños de la Biblioteca trabajando para transformar la tristeza en celebración.

Más que una biblioteca

Me enteré de la nueva revista y el niño de la feria aún antes de conocer la Biblioteca y me sentí muy ingenuo, porque me había hecho la idea de que todo ocurría adentro de ella y no afuera. Por supuesto, tampoco estaba preparado para lo que ocurre adentro.

Desde que entre al edificio Brenda se dio a la tarea de enviarme a cada uno de los niños presentes para que me contara qué hacen en la Biblioteca. Uno a uno me fue contando los programas que tienen en la Biblioteca, sin titubear al hablar pero tampoco sin haberlo memorizado, se notó en cada uno de ellos su participación directa en los programas. Ellos son parte de la organización que atiende a niños, jóvenes y a sus familias para brindarles, no solo libros y espacio para leer, sino además becas estudiantiles, útiles escolares e incluso programas de asistencia nutricional para mejorar su alimentación.

La Biblioteca Lic. Bernardo Lemus Mendoza es el epicentro de un movimiento de oportunidades que esta sacudiendo Purulhá.

Programas de educación

Con menos de diez minutos de haber entrado a la Biblioteca ya tenía frente a mi a dos chicos, una chica y un chico, explicándome el funcionamiento de las becas estudiantiles, los beneficios y responsabilidades que adquieren al recibirlas.

La información sobre los programas educativos se encuentra en el sitio web pero percibir los resultados personalmente es una experiencia completamente diferente, especialmente porque se nota el compromiso de los jóvenes por la oportunidad que esta recibiendo, por su forma de expresarse que demuestra que el programa da frutos que van más allá de una lección escolar y no es un regalo cualquiera el que reciben.

Cada beneficiario de los programas educativos, desde quienes reciben becas estudiantiles hasta los que reciben útiles escolares, están conscientes del gran valor que tienen y se les enseña a apreciar la oportunidad, lo cual pienso hace una diferencia en los resultados porque deben ganarlos.

Biblioteca Bernardo Lemus Mendoza-4

Programas de salud y nutrición

La situación anterior se repite para los programas alimenticios, pero en este caso son otros chicos quienes me explican con ayuda de Brenda, cuántas personas son beneficiadas, de qué forma y por qué es tan importante cuidar de la nutrición de los niños, incluso antes de darles la oportunidad de educarse.

Programas comunitarios

Biblioteca Bernardo Lemus Mendoza-9

Dos actividades destacaron al momento de mi visita a la BBLM: la preparación del viaje a la capital como parte del programa Más allá de mi comunidad, y el programa de liderazgo.

La primera por el gran esfuerzo que requiere en su organización pero también la participación directa de donantes y voluntarios, que gracias a la excelente gestión de años anteriores es un programa en crecimiento exponencial (y al que aún puedes unirte para colaborar).

La segunda actividad destacó por el discurso (elevator pitch dirían los emprendedores) que me dio Bruno, un chico de la biblioteca que me hablo sobre su iniciativa de resolver los problemas del mundo. Sí, así me lo dijo, como quién dice “vamos a reparar una bicicleta” pero con el pleno convencimiento de que tiene la capacidad de reunir a personas para resolver problemas del mundo a través de la colaboración de la comunidad y, de nuevo, para mi el presenciar esa actitud de liderazgo de un chico que aún no supera los 18 años es la mejor demostración del impacto que tienen los programas de la biblioteca en ellos.

Programas de lectura

Programas de lectura que deje de último pero no por ser menos importantes sino por ser los más predecibles en una biblioteca. Los programas de lectura funcionan como eje para los demás programas, al ser la lectura y la biblioteca la razón y punto de reunión que abren las oportunidades de los niños y jóvenes para desarrollarse mejor como seres humanos íntegros y responsables.

Biblioteca Bernardo Lemus Mendoza-7

En vez de extenderme en la dinámica de cómo funcionan los programas de lectura, que es muy interesante, me enfocaré en los resultados que son parte de un extenso trabajo minucioso de las encargadas de la biblioteca, que uno a uno atienden a los niños en sus lecturas y los guían en su comprensión. Dando como resultado niños que aprenden muy rápido y son asiduos lectores, varios con más de 10 mil páginas leídas en medio año, llegando a superar por mucho el ritmo de varios lectores adultos de los Retos de Lectores Chapines, por ejemplo.

Entonces calificar a la BBLM bajo los estándares de una biblioteca tradicional es quedarse corto, porque es eso y mucho más.

La biblioteca como sinónimo de acceso a oportunidades

Después de haber descrito por completo, aunque no en detalle, la labor de la Biblioteca Lic. Bernardo Lemus Mendoza, queda claro que no es una biblioteca tradicional, sin embargo, me atrevo a decir que sigue siendo en esencia una biblioteca, simplemente con una labor más integral sobre el desarrollo humano, y por tanto innovadora.

En otras palabras, la BBLM es una biblioteca que junto al préstamo de un libro incluye:

  • Atención de calidad en niños que de otra forma serían continuamente ignorados (por padres, por autoridades, por la sociedad).
  • Alimentos para que el hambre no sea un distractor de la lectura.
  • Formación para que con la lectura también venga aprendizaje, liderazgo y creatividad.
  • Y la posibilidad de aspirar a sueños que de otra forma serían inalcanzables.

La Biblioteca Lic. Bernardo Lemus Mendoza ofrece, al igual a otras bibliotecas, acceso a mundos increíbles a través de los libros, pero en este caso no son mundos lejanos ni ficticios sino es el propio mundo de estos pequeños grandes lectores son capaces de construir gracias a las oportunidades que se les brindan.

La galería

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Más información sobre la Biblioteca

1 comentario

  • Un sueño hecho realidad existe no hay imposibles, si tu eres humanista puedes atravesar las barreras más grandes y difíciles poniendo día a día un granito de amor a través de enseñanzas y ayuda física. El educar sobre muchas adversidades, pero consciente de que lo reciben las futuras generaciones que con un niño que ayudas será el cambio de una nueva sociedad no importando las limitaciones. Felicitaciones a todos los emprendedores y a esos niños que forman parte de un nuevo reto. Sin ninguna de las dos partes podría existir. Ánimo

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: