An Education

An Education, a la que llegué por la recomendación de Dani, es una película que engancha desde el inicio. Tiene un comienzo sencillo, nada pretencioso, dejando claro que a lo que se debe prestar atención es a la historia, no a efectos especiales.

La sencillez que menciono también se ve reflejada en sus personajes que, pienso, permite llegar a una especie de complicidad con ellos, qué agraden y se comprendan a pesar de la brecha cultural que pudiera existir, ya que la película se desarrolla en el Londres de los ’60s.

Con esto quiero decir que la historia, aunque romántica y un tanto cursi, es apasionante, bien realizada y con un concepto muy claro, que pone en escena temas como: experiencia, tradiciones, amor, valores e, incluso,  la libertad de elección, todo esto visto desde los simpáticos ojos de una chica de 16 años en su último año de estudios.

Como dije al inicio, la película no es pretenciosa ya que busca alejarse del estilo hollywoodense, también evita la típica cursilería de una chick-flick —aunque no por ello deja de ser cursi—, sin embargo, se nota el cuidado en los detalles(digo vestuario, digo lugares, y muchas otras cosas), el buen desarrollo de los personajes que se nota en su fuerte personalidad, un estilo fotográfico muy agradable y, como no podía faltar, un soundtrack muy apropiado gracias a Beth Rowley.

De la introducción de la película, y me refiero a la animación o motion graphics si podemos llamarle así, muy poco puedo decir. Personalmente no me gusto, la considero insípido e infantil, pero no dudo que exista un grupo de chicas que se hayan sentido especialmente identificadas con ella y interminable pasatiempo de dibujar en los cuadernos cuanta figura cruza por su mente.

Desde que vivo dentro del mundo de los adultos tomé la costumbre de usar números, aunque a veces no se entiendan muy bien,  y An Education se merece, desde mi punto de vista, un ocho de diez como calificación.

La frase

Sin animo de dar spoiler de la película, les comparto una frase de la película que vale la pena resaltar:

“La acción es carácter, dice nuestra profesora de inglés, creo que quiere decir que si nunca hiciésemos nada no seríamos nadie”

Quizás es algo fuera de lugar, pero pienso que es una frase que se puede tomar y ponerla junto a otras palabras de Albert Camus, únicamente como experimento para iniciar una discusión, como otra forma de entenderla:

“You make the mistake of thinking that you have to choose, that you have to do what you want, that there are conditions for happiness. What matters– all that matters, really– is the will to happiness, a kind of enormous, ever present consciousness.”1

 

  1.  Mersault, A Happy Death, Albert Camus (via fuckyeahexistentialism) []
A %d blogueros les gusta esto: